viernes, 23 de septiembre de 2016

EL AMOR LESBIANO Y SAFO LA MÁS GRANDE POETA. Por ARMANDO BARONA MESA. Septiembre 21, 2016

.
Gracias al aporte y autorización de autor,
publica y difunde: NTC … Nos Topamos Con 

EL AMOR LESBIANO Y SAFO LA MÁS GRANDE POETA *
Por ARMANDO BARONA MESA ( 1 )
         “Por ser lesbiana he sido acusada de lo divino y de lo humano”, decía con acento enérgico y profunda convicción esta mujer de belleza incierta –a veces   sí,   otras   veces   no-,   ostentando   sus   gafas   características   que diariamente   cambia   y     que   le   dan   cierto   aire   inocente   e     intelectual. Inteligente,   audaz   y   creativa,   ha   llegado   a   desempeñar   con   acierto   el ministerio de Educación Nacional. Naturalmente hablo de Gina Parodi, quien tiene amores confesos y ostentosos con otra mujer, Cecilia Álvarez, hasta hace pocos meses ministra de Transportes. Son lesbianas, sí, y sienten de esa condición lo que hoy se denomina el “orgullo gay”
                 Pero ¿qué es ser lesbiana? ¿De dónde salió ese calificativo?
Ah, hace dos mil quinientos años, en la antigua Grecia, existía una isla llamada Lesbos -que aún existe por supuesto- rodeada por ese mar azul indefinible de blancas arenas en sus playas, cuya capital era Mitilene; y allí nació, muy seguramente en el 612 A. de C. y vivió un tiempo, una poeta llamada Safo, la más grande de todas las que hayan existido, considerada como parte de una trilogía de los más encumbrados poetas. Los otros dos eran Homero y Hesíodo.


.
Click derecho sobre las imágenes para ampliarlas en una nueva ventana.
Luego click sobre la imagen para mayor ampliación
.
.

         Por el cuarto lugar podría tenerse a Alceo, también mitilenense. Safo amaba la vida, los vinos, el mar y las caricias de hombre o de mujer, mientras escribía sus versos que volaban como los alcatraces por todos los rincones del cielo. Aristóteles llegó a afirmar: “Dicen que hay nueve musas; los desmemoriados han olvidado a la décima: Safo de Lesbos.”
         Por   sus   liviandades   escandalosas,   el   dictador   de   Lesbos   que   se llamaba Pitaco, la desterró a Pirra, donde Safo prosiguió su vida de culto al amor; y poco tiempo después regresó. Pitaco la volvió a extraditar esta vez más lejos: a Cicilia. Bella como era, en esta isla casó con un millonario que la amó y tuvieron una hija que fue su gran alegría. El millonario murió poco tiempo después y le dejó su enorme fortuna.   Habían transcurrido cinco años y   regresó   a   Mitilene   con   su   hija   y   su   gran   patrimonio. 
         Esta   vez,   para consolarse de su viudez, fundó una escuela de mujeres a la que se afiliaron las más lindas lesbianas. Ella llamó a su escuela de diversión Las Hetairas, que   en   griego   significa   originalmente   compañeras,   pero   que   tomó   otra acepción,  que  aún  hoy existe: prostituta  culta  y  esmerada.
         Las  hetairas aprendieron música, danza, poesía y el arte de amar a una mujer con pasión y ternura.
         Pero un día los padres de una hetaira llamada Attis,  precisamente la amante oficial de la patrona, enterados de todo fueron al sitio y se llevaron contra su voluntad a su hija. Safo lloró, sintió desfallecer su vida deshecha, pero, en la medida en que iba muriendo de soledad, fue creando una nueva y más hermosa poesía: la poesía del dolor. Empero, a sus puertas tocó un día un amor más fuerte y más real: era un hombre marinero llamado Faón o Fane del que se enamoró perdidamente y renació su sonrisa y su sed de amar. Lo quiso con locura y lo siguió a varios puertos, hasta que uno de esos días negros Faón se fue y no volvió, mientras ella regresaba a la locura.
Vagó entre mares y tierra hasta que una tarde de luz, en la Leucade, subió a un   acantilado   solitario   y   se   arrojó   sobre   las   rocas   y   el   azul   marino estrellándose contra los blancos promontorios. Antes había escrito en uno de sus poemas, que todos se perdieron: “Irremediablemente, como la noche estrellada sigue al rosado ocaso, la muerte sigue a toda cosa viviente, y al final la arrebata.”
         La Iglesia Católica, en la alta Edad Media, condenó a la hoguera la obra de Safo.
         Esa, pues, es la historia y el origen de la palabra lesbiana.
       
        
 Escribí un poema ** que reproduzco aquí, con el estremecimiento que todavía siento por su muerte a través de los milenios:
                                               SAFO
Poeta triste,  soñadora  del  mar   /   y del abismo. Safo poetisa del viento.  /   Sentías el amor como los pájaros  / y amanecía tu seno blanco igual  /  a las gardenias.  / Safo de los crepúsculos  /  y la melancolía. Safo de   las   caricias   ondeantes     /   como   tu   pelo   de   oro.   Safo   del   verso      navegante por los siglos./  Safo de la música, compañera de Orfeo.  /  Tu arpa, más que de sones  era de luz.  /  Bella mujer de alabastro con vida.  / Sentiste en el vientre una hija   /   que alegría fue de todo Mitilene. /   Pero también sentiste las caricias de Attis –amante mujer- de soliloquios.   /
Tu locura de besos y el sándalo  /  bañando tu cuerpo y el de tu dulce amiga.  /  Flor exótica de Lesbos, perdida como  /  Proserpina de dolor y de espanto cuando  /  desapareció Faón -amante masculino-, el marinero  /  de azules aguas y bajeles de oro. /
Y en tu fuga, ¡Oh desesperación!, /  vagaste por los mares con la lira deshecha,  /  tu mirada desleída en el recuerdo. //  Mas fue en la Leucade, levantada la roca  /  blanca como tus muslos, mostrando el templo  / de Apolo, donde, con tus alas de tules,  /  te lanzaste al vacío.  /Vuela, vuela paloma   /   -cielo de dulces lunas- /   al mar donde naciste.   /Vuela, vuela paloma   /   al alba de tus sueños.   /    ¡O frente  de nácar   /estallada en las rocas!   / ¡Oh dulce mirada   /   perdida en los luceros!   /Vuela paloma blanca  /  que el amor te espera  ( 2

Cali, septiembre 21, 2017
------------

** NTC ... Nota:  Publicado en el libro “Entre luces y sombras”1997 . http://ntcpoesia.blogspot.com.co/2014_02_12_archive.html
------------------

* El texto se publicará en el próximo número de la revista ÉPOCAS
----------
Gracias al aporte y autorización de autor,
publica y difunde: NTC … Nos Topamos Con